Descubierto ¡Nuevo fármaco que alarga la juventud!

La ciencia sigue avanzando a pasos agigantados: la tecnología, la era espacial, los descubrimientos más asombrosos están por llegar. En este caso la lucha por encontrar el elixir de la eterna juventud está muy cerca de aparecer. Según envejecemos, nuestras células van perdiendo progresivamente su capacidad de reparar los daños que se producen en su ADN, un aspecto que resulta crucial dado que una vez que este ADN supere un umbral de lesiones, la célula es incapaz de llevar a cabo su función correctamente, por lo que acaba activando su autoprograma de muerte celular, o lo que es aún más peligroso, se puede empezar a dividir incontroladamente generando cáncer. Sin embargo, siempre ha habido la posibilidad de que las propias células se autoreparen, ósea, reparen su propio ADN, una gran interrogante que numerosos estudios científicos se han preguntado y estudiado, ya que la respuesta satisfactoria podría tener la clave para el desarrollo de las ansiadas TERAPIAS ANTIENVEJECIMIENTO. Y ahora científicos de las Universidad de Nueva Gales, en Sìdney (Australia) han dado un gran avance en este descubrimiento

Un nuevo estudio publicado en la revista “Science”, muestra como un metabolito denominado “nicotinamida adenina dinucleotido” (NAD+) que se encuentra en todas las células del organismo, juega un papel clave en la regulación de las interacciones proteínicas que controlan la reparación del ADN. Se estudió la administración de un precursor o potenciador de este NAD+ denominado “nicotinamida dinucleotido” (NMN) el cual es muy capaz de mejorar, y mucho, la capacidad de las células para reparar los daños en el ADN debido a las radiaciones o por el envejecimiento, esto sucedió en los experimentos llevados a cabo en modelos de ratones. En el estudio se evidencio notablemente que “las células de los ratones más longevos, fueron indistinguibles de las de los animales jóvenes, tras una ÙNICA semana de tratamiento” (David Sinclair), esto significa que hubo una tremenda reparación del ADN tras la administración del fármaco NMN.

Cada día, y como consecuencia tanto de los procesos metabólicos y los procesos ambientales, como es la exposición a la radiación ultravioleta cuando nos exponemos al Sol, el ADN de las células sufre miles de lesiones, y si bien las propias células tienen una habilidad innata para repararlas, en muchos casos no son capaces de hacerlo. Por ello el equipo de investigadores dirigido por David Sinclair lleva años intentando hallar un fármaco para potenciar la capacidad de las células para reparar los daños en su ADN, o revertirlos, y para ello han analizado las interacciones de un gran número de proteínas, moléculas, y su papel en el envejecimiento.

Fruto de este trabajo, los autores ya observaron en el 2003 la relación entre la enzima antienvejecimiento “SIRTUINA” (SIRTUINA 1) y el RESVERATROL, un compuesto que se encuentra

De forma natural, aun en pequeñas cantidades, en el vino tinto. Sin embargo, la potencia antienvejecimiento del RESVERATROL se queda pequeña, cuando se compara con la potencia del NMN. Como explica David Sinclair, «mientras que resveratrol activa solo la SIRT1, los potenciadores de NAD+ activan todas las sirtuinas, desde la SIRT1 a la SIRT7, por lo que debe tener un mayor impacto sobre la salud y la longevidad».

Tal es así que los autores sugieren que la terapia con NAD+ podría ser muy útil en el tratamiento de distintas enfermedades asociadas al envejecimiento, de la infertilidad femenina y de los efectos secundarios de la quimioterapia.

Como recuerda Lindsay Wu, co-autora de la investigación, «el 96% de los niños que sobreviven a un cáncer sufren una enfermedad crónica al cumplir los 45, caso de una patología cardiovascular, diabetes, alzhéimer y otros tipos de cáncer no relacionados con el tumor original. Y esto sucede porque padecen un envejecimiento acelerado que resulta devastador. Así, sería maravilloso hacer algo al respecto, y creemos que podemos hacerlo con esta molécula».

Muy pronto se pondrá en marcha en humanos, los ensayos clínicos con el nuevo fármaco antienvejecimiento NMN. Los resultados son muy alentadores, y ya pronto estaremos frente al primer y especifico fármaco antienvejecimiento, efectivo y seguro, que quizá se encuentre disponible en un plazo de 3 a 5 años a nivel mundial.

By: Neil Placeres